Un largometraje que ha sorprendido gratamente en la pasada edición del Festival Internacional de Cine Documental de Amsterdam por su originalidad de formato, es la película Privacy of Wounds, de producción Noruega. La directora, Dalia Kury, quería mostrarnos los sentimientos más profundos de los presos sirios, pero es difícil que algo tan íntimo sea revelado fácilmente a un entrevistador. Por ello, la directora tuvo la idea de reconstruir una celda de prisión en Noruega para que se pareciera a las de Siria, y encerrar allí voluntariamente a tres inmigrantes sirios. Durante tres días, estos tres hombres fueron grabados 24 horas, en las que compartieron sus experiencias y miedos.

Durante la película el espectador sentirá la complicidad entre ellos a pesar de no conocerse antes, los tres han pasado por las mismas experiencias, por lo que surje un entendimiento instantáneo, donde la empatía y comprensión tiene lugar sin tener que poner palabras de por medio. Esta intimidad y profundidad de comunicación es justo lo que Kury estaba buscando con este «experimento» documental.

Dalia Kury, directora de cine documental con nacionalidad jordana, palestina y canadiense, estudió la especialidad de cine documental en la Universidad Goldsmiths de UK. Este sería su segundo largometraje como directora, siendo el primero Possessed by Djinn, en 2015.

 

Sitio web oficial IDFA. Privacy of Wounds.